Mis razones

¿Por qué un blog?

Básicamente, porque creo que puedo tener algunas reflexiones que aportar en torno al mundo de la salud y, al mismo tiempo, creo que esas consideraciones pueden interesar a algunos y de ese interés y de compartir sus opiniones, podemos entre todos madurar los puntos de vista y adquirir reflexiones más maduras.

Me gustaría que en este blog no figurara sólo lo que yo pueda escribir, sino las opiniones de otros, no necesariamente concordantes, e incluso videos, podcasts, o links, de tal manera que la experiencia del blog no fuera sólo la lectura sino una especie de “happening”.

¿Algún principio inspira este blog?

Fundamentalmente, creo en los sistemas sanitarios de los países industrializados, cuyos rasgos comunes son la financiación básicamente pública y la cobertura universal. De hecho, lo que estamos viendo en algunos países emergentes (China, Turquía, Brasil,…) es cómo evolucionan hacia un sistema sanitario de cobertura universal. Más allá de eso, no creo en modelos, sino en ciertos valores a preservar.

 

También creo que una buena política y gestión sanitaria se basa en la incorporación equilibrada de tres elementos:

  • Profesionalismo, basado en los valores de los médicos y de los enfermeros, que se trata de respetar e impulsar, dando un cierto ámbito de autonomía organizativa a estos profesionales.
  • “Command and control”, una cierta dirección estratégica del sistema y determinados elementos de control del sistema y de las organizaciones sanitarias.
  • Elementos de mercado, que estimule la competencia en el sistema, evitando los monopolios, públicos o privados. Hay quién dice que esto no aporta valor, pero discrepo.

 

Cada una de estas recetas aisladas son altamente peligrosas y hasta letales. Por eso hay que lograr un buen equilibrio, que siempre será inestable, ya que los tres componentes son necesarios.

También creo en el mundo de la salud como un ámbito de instituciones públicas y privadas, a veces en competencia entre sí, pero que deben compartir ciertos valores, fundamentalmente de servicio al paciente y a los ciudadanos y de mejora de la salud. Y como un mundo no sólo de actores tradicionales, sino de nuevos entrantes.

A partir de aquí, las opiniones. Procuraremos incorporarlas siempre a partir de temas de actualidad que nos permitan, desde ellos, una reflexión más general.